Mostrando artículos por etiqueta: Vigilantes de Seguridad

Salva la vida pese a pasarle el metro por encima

Un joven de 20 años estuvo ayer a punto de perder la vida después de que una unidad de Metro Bilbao le pasara por encima en la estación de Gobela. Increíblemente, el sujeto resultó únicamente herido leve, pese a quedar atrapado bajo el primer vagón del convoy. El individuo se había caído a la vía por causas que se desconocen y permaneció tirado en el balasto, inconsciente, casi 20 minutos. Durante ese tiempo, nadie reparó en su presencia. «Es un milagro que no haya muerto», aseguró a EL CORREO una de las personas que vio cómo era trasladado al hospital de Cruces.

El inusual suceso tuvo lugar entre las seis y cuarto y las siete menos cuarto de la mañana en la terminal de Gobela. El joven, de origen colombiano, según algunas fuentes, salió del último tren especial del servicio nocturno y tras acceder al andén fue a dar con sus huesos en la plataforma, ocupando la vía que conduce a Plentzia. Allí permaneció tirado durante unos 20 minutos hasta que llegó el primer convoy de la mañana.

El conductor activó el freno de emergencia y, pese a que puso todo su empeño, no pudo evitar que la parte delantera del primer vagón rebasara al cuerpo que estaba tendido en el suelo. Las primeras ruedas del tren pasaron al lado del hombre. Cuando todo hacía pensar que se había producido una desgracia, el propio maquinista y dos empleados de seguridad bajaron a la vía y sacaron al joven de los raíles sin que presentara apenas daños. La situación de angustia de las personas que extrajeron al colombiano de debajo de la unidad fue «mayúscula», según relató después un compañero. Tanto es así que uno de ellos tuvo que acudir al médico.

Metro Bilbao - Concentración 6 Marzo en Santurtzi

El pasado viernes 6 de marzo, nos concentramos en la estación de Santurtzi en repulsa por las agresiones sufridas por cuatro Vigilantes de Seguridad y una Supervisora de estación el 22 de febrero. Mediante estas líneas, queremos agradecer la participación a todos los/as asistentes y todos/as aquellos/as que nos apoyaron desde sus puestos de trabajo sin distinción de afiliación, entendemos que en este tipo de situaciones debemos aunar fuerzas sin siglas ni colores.

Mientras escribimos esta entrada, nos informan de que esta misma noche ha sucedido otra agresión hacia otros compañeros esta vez en la estación de Metro de Barakaldo, teniendo que acudir dos de ellos a la mutua.

Metro Bilbao - Servicio de Vigilancia en concurso

Por todos es sabido que el servicio de Vigilancia de Metro Bilbao está actualmente en concurso, dividido en dos lotes, que serán adjudicados a dos empresas de Seguridad Privada en los próximos días.

Dado que somos una organización sindical para el sector de la Seguridad Privada, nos hemos visto obligados a remitir escrito a Metro Bilbao para que excluya de dicho concurso a aquellas empresas de Seguridad Privada que no cumplan con el convenio estatal de empresas de seguridad.

A continuación copia del escrito:

Los vigilantes de seguridad, pieza clave en el nivel 3 de alerta antiterrorista en España

El nivel 3 de alerta antiterrorista supone la movilización de la práctica totalidad de los miembros de las unidades de intervención y de otros servicios especiales de la Policía y de la Guardia Civil, que vigilan las 24 horas del día los aeropuertos, las estaciones de ferrocarril o las centrales nucleares y eléctricas, entre otras infraestructuras críticas. Pero no son los funcionarios los únicos que participan en la seguridad pública en tiempos de excepción y que, por lo tanto, tienen la obligación de mantener los ojos más abiertos que nunca. Los vigilantes de seguridad tienen un papel clave en la protección de las mencionadas infraestructuras críticas. El control en muchas de estas instalaciones está en manos de las empresas privadas y, por lo tanto, son sus agentes los encargados de velar por la seguridad habitualmente. No es de extrañar, por lo tanto, que la Policía, que normalmente no está físicamente en estas infraestructuras, se apoye en quienes las conocen al dedillo.

Así lo reconocen de hecho las fuentes policiales consultadas por El Confidencial, que admiten que cuando las Unidades de Intervención –más conocidas como antidisturbios– se presentan en una central de suministro de agua o en una estación de tren muy concurrida no tienen más remedio que contar con la colaboración necesaria de los vigilantes de seguridad, que desempeñan su labor diariamente en esos lugares.

Los vigilantes, subraya por otro lado José Luis Velasco, de la patronal de empresas de seguridad Aproser, saben dónde están los puntos débiles, las salidas de emergencia, etc. “Conocen mejor el terreno”, insiste el portavoz de la seguridad privada, que cuenta con 40 años de experiencia a sus espaldas y ha vivido más de una situación de excepción como la que vive el país en la actualidad con la amenaza yihadista. Los agentes privados, por lo tanto, tienen perfectamente identificadas las cámaras que funcionan y las que no, los puntos oscuros a los que no llegan las grabaciones, las entradas y salidas, los lugares de mayor aglomeración, etc. Horas y horas sobre el terreno les permiten pensar cien veces por dónde podrían entrar los ladrones si quisieran atracar o qué lugar sería el más idóneo para colocar un artefacto mortal. “Es nuestro trabajo”, asegura un vigilante que prefiere mantener el anonimato. De ahí que los policías que estos días están pisando esos terrenos nuevos para ellos acudan a sus ‘compañeros’ de la seguridad privada para compartir información sensible, algo que por otra parte es muy frecuente entre ambas partes incluso a nivel institucional. No en vano, tanto la Policía como la Guardia Civil cuentan con sendos programas de comunicación interna que facilitan las herramientas necesarias para que los vigilantes puedan transmitir de forma casi instantánea información e incidencias a los responsables primeros de la seguridad pública. Velasco recuerda dos episodios, de hecho, en los que la información proporcionada por un vigilante ayudó a desmantelar una organización de contrabando en Galicia y un entramado criminal en Cádiz. “Guardia Civil y Policía, de hecho, premian cada año las colaboraciones realizadas por los vigilantes”, argumenta el responsable de Aproser. En ocasiones, de hecho, ese flujo de información entre ambas partes se produce en los dos sentidos. No es solo el vigilante el que proporciona datos. Según fuentes policiales, aunque es menos frecuente, Policía, Guardia Civil, Mossos o Ertzaintza pueden en un momento dado aportar datos sensibles a los jefes de seguridad de las empresas, que son los que hacen de nexo entre las dos partes, porque así lo exigen las medidas de prudencia y con el fin de mejorar la seguridad del conjunto. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ordenó el pasado día 7 elevar el nivel de alerta antiterrorista del 2 alto al 3 bajo sobre un máximo de 4 tras el atentado contra el semanario Charlie Hebdo que costó la vida a 12 personas en París. La última vez que se alcanzó el nivel 3 de alerta fue durante los días que rodearon a la proclamación del rey Felipe VI el pasaso junio.

EH Bildu pide que se reúna la Diputación Permanente para solucionar la crítica situación de la plantilla de Bizala

EH Bildu ha presentado hoy en el Parlamento una proposición no de ley para poner en vías de solución la dramática situación que viven las y los 225 trabajadores de Bizala y ha solicitado asimismo que dicha iniciativa se debata por el trámite de urgencia en la Diputación Permanente, el órgano que en este momento, en el periodo intersesiones, se encarga de desempeñar las funciones de la Cámara. La parlamentaria Arri Zulaika explica que "la plantilla de Bizala acumula casi tres meses sin cobrar y necesita una solución ya; no pueden esperar a febrero, a que el Parlamento retome su actividad habitual. El tema es urgente y la respuesta de la Cámara también debe serlo; por eso hemos pedido que se reúna la Diputación Permanente cuanto antes".

Euskal Trenbide Sarea (ETS), empresa pública del Gobierno vasco, fue la que contrató a Bizala para que hiciera labores de vigilancia en las estaciones de Euskotren y en obras de diferentes infraestructuras, pero las y los trabajadores de Bizala llevan casi tres meses trabajando sin cobrar porque la compañía entró en noviembre en concurso de acreedores. "A consecuencia de ello –advierte Zulaika– la situación de muchas de esas personas es dramática y ahora el Gobierno no puede eludir su responsabilidad porque en la medida en que ETS es una empresa pública, puede haber opciones de garantizar los sueldos de las y los trabajadores de las firmas que contrata".

«Hay Empleados en Las Obras de La ‘Y’ Vasca Que Están Pasando Hambre»

Entre los centenares de trabajadores que construyen la ‘Y’ vasca hay algunos que las están pasando canutas. «Un compañero se ha visto obligado a acudir a Cáritas porque no tiene para comer, otro viene al curro en bicicleta para no mover el coche... », enumera un operario de las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV) que se ejecutan en Zumarraga. Se refiere al equipo de seguridad del tramo, los encargados de custodiar los accesos, el perímetro y, sobre todo, el polvorín en el que se almacenan los explosivos que permiten abrir camino en la zona al túnel más largo que tendrá el trazado ferroviario. Los vigilantes llevan dos meses sin cobrar porque su empresa, Bizala, roza la quiebra y tiene las cuentas bloqueadas. Así que los profesionales se ven obligados a seguir en su puesto casi sin margen de maniobra. «Sabemos que no hay dinero, pero no podemos quedarnos en casa porque nos despedirían. Tampoco podemos protestar negándonos a abrir el polvorín porque vendría la Guardia Civil y nos obligaría a hacerlo».

Vigilantes de Euskotren llevan dos meses sin cobrar tras la quiebra de una contrata

Los vigilantes de seguridad que trabajan para una contrata dependiente del departamento antifraude de Euskotren y del tranvía de Bilbao llevan dos meses sin cobrar sus nóminas. Los empleados pertenecen a la compañía Bizala, que el pasado 7 de noviembre entró en concurso de acreedores por las deudas que acuciaban su tesorería. La firma cuenta actualmente con una plantilla de 225 personas, de las que 159 desarrollan su labor en Bizkaia. Además de en los ferrocarriles del Gobierno vasco, la mercantil mantiene encomiendas públicas en Osakidetza, Euskal Trenbide Sarea (ETS) o las obras del TAV.

"Nadie ha abierto la boca, ni siquiera los representantes de los trabajadores, hasta que nosotros abrimos la caja de los truenos. Bajo engaños y promesas, nuestros compañeros siguen trabajando sin cobrar"

Bizala Seguridad y Bizala Servicios en procedimiento concursal

En fecha 7 de noviembre de 2014 el Juzgado de lo Mercantil número 2 de BILBAO, ha dictado auto de 7 de noviembre de 2014 por el que se ha declarado en concurso voluntario a las empresas Bizala Empresa de Seguridad, S.A. y Bizala Servicios, S.L. , según procedimiento 842/2014.

Esto no es nuevo ya que se veía venir. Todas las empresas que tiran los precios en los concursos públicos con el afán de quedárselos, al final de una manera o de otra pinchan. Pero como evidentemente tienen que sacar beneficio, estas empresas "PIRATA", que es lo que son, realizan contratos de jornadas irrisorias y pagan las horas en Bárcenas (para quién no esté muy puesto en mangantes, en sobre). Con estas prácticas obtienen un margen mayor en relación a aquellas que cumplen con sus obligaciones.

¿Podría alguien explicarnos como una empresa que ha estado facturando dinero público no puede pagar a sus trabajadores?

Con clientes como:

  • Eusko Trenbideak-Ferrocarriles Vascos, S.A.
  • Servicio Vasco de Salud (Osakidetza)
  • Euskal Trenbide Sarea (ETS)
  • Metro Bilbao S.A.
  • Etc.,...

Solo el 10% de los vigilantes que controlan las cárceles ejercieron antes como escoltas

Era uno de los principales argumentos del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para justificar el plan de privatización de la seguridad de las prisiones. Los escoltas que habían prestado servicio de protección en el País Vasco cuando ETA estaba activa debían ser compensados con una salida digna. Una vez que la banda terrorista no mataba, su labor carecía de importancia y tenían que ser recolocados.

Los guardaespaldas que pertenecían a las fuerzas de seguridad (guardias civiles y policías) lo tenían fácil, pues podían pasar a otras unidades de sus respectivos cuerpos. De hecho, venía bien que fueran reubicados para reforzar plantillas que estaban experimentando una reducción de efectivos a causa de la disminución de la oferta de empleo público desde 2010 provocada por la crisis económica.

El problema eran, por lo tanto, los escoltas que no pertenecían a ningún cuerpo de seguridad público. El Gobierno anunció entonces el plan de apoyo a guardias civiles y policías en el control de las prisiones con el fin de recolocar en esos puestos a los guardaespaldas que se habían quedado en el paro tras el fin de ETA.

Las sombras olvidadas de Euskadi

El 20 de octubre de 2011, el día que ETA anunció que olvidaba las armas y frenaba en 829 víctimas mortales, 60 secuestros y miles de heridos su macabro registro, una profesión entera empezó a agonizar. Quienes cubrieron durante décadas las espaldas de cargos públicos, empresarios y personalidades amenazadas en Euskadi y el resto de España fueron los daños colaterales de una de las grandes noticias de la democracia. De los 3.800 guardaespaldas de empresas privadas que operaron en el País Vasco y Navarra durante los años de plomo, quedan 30, según la Asociación Española de Escoltas. Y su labor tiene los días contados.

Manuel Jiménez, cordobés de 41 años, vivió ocho años con dos pistolas encima, el tiempo que pasó protegiendo a jueces, empresarios y políticos. En 2011, lo echaron en un ERE con una indemnización de 15 días por año trabajado, no 20, como le prometieron. Se fue a su Córdoba natal y lleva sin trabajo desde entonces.

Hace cuatro meses, Jiménez vio en televisión que algunos escoltas del País Vasco habían sido recolocados como vigilantes en prisiones. Se trataba de un plan piloto puesto en marcha por el Ministerio del Interior en 21 cárceles que precisó de la contratación de 234 empleados. Pese a que el concurso fue restringido y solo se invitó a empresas que tuvieron escoltas en nómina, la mayoría de los contratados procede de otros colectivos, personal más barato.

Página 1 de 11

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio.

Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más

Acepto

 

Política de Cookies

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a sus intereses, mediante la personalización de espacios publicitarios. Con el registro en la web y/o la mera navegación (con el navegador habilitado para aceptar cookies) el usuario acepta la instalación de cookies, salvo que se oponga a ello, tal y como se informa a continuación.

Nuestra Política de Cookies está sujeta a actualizaciones periódicas. Su propósito es ayudarle a comprender el uso que hacemos de las cookies, la finalidad de las cookies utilizadas, así como las opciones que tiene el usuario para gestionarlas.

Los usuarios pueden acceder a esta información en todo momento a través del link habilitado en la web. Asimismo, podrán modificar sus preferencias sobre la aceptación de cookies a través de las opciones de su navegador.

La Política de Cookies del CISPE comprende tanto el dominio "cispe.es", como otra serie de dominios y/o subdominios de igual titularidad , (operativos actualmente o que puedan habilitarse en un futuro) para ofrecer servicios similares o complementarios.

¿Qué es una Cookie?

Una “Cookie” es un pequeño archivo de texto que un sitio web almacena en el navegador del usuario. Las cookies facilitan el uso y la navegación por una página web y son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos.

Las cookies se utilizan, por ejemplo, para gestionar la sesión del usuario (reduciendo el número de veces que tiene que incluir su contraseña), mejorar los servicios ofrecidos, o para adecuar los contenidos de una página web a sus preferencias.

Las cookies pueden ser de “sesión”, por lo que se borrarán una vez el usuario abandone la página web que las generó o “persistentes”, que permanecen en su ordenador hasta una fecha determinada.

Asimismo las Cookies pueden ser “propias”, gestionadas por el dominio al que el usuario accede y del que solicita un determinado servicio (en este caso los dominios titularidad del CISPE) o “cookies de terceros”, enviadas al equipo de usuario desde un dominio diferente al que se accede.

Cookies utilizadas

  • Cookies Analíticas

    Esta web puede utilizar cookies analíticas para recabar estadísticas sobre la actividad del usuario al visitar la página y la actividad general de la misma. La información recopilada es anónima y permite optimizar la navegación por nuestra página web y garantizar el mejor servicio al usuario. Podremos utilizar cookies propias y de terceros para el análisis de nuestra página. El usuario puede excluir su actividad mediante los sistemas de exclusión facilitados por las herramientas analíticas.

  • Cookies de uso interno

    Esta web utiliza cookies de uso interno para el funcionamiento de la web. En concreto esta web utiliza cookies para: permitir la autenticación del usuario; el mantenimiento de la sesión cuando navega por la página; la contratación de un producto o servicio; establecer las preferencias del idioma seleccionadas por el usuario o gestionar el acceso del usuario al centro de soporte. La desactivación de estas cookies, mediante el bloqueo de cookies en las opciones del navegador, puede impedir el funcionamiento correcto de algunas de las funcionalidades de la web.

  • Cookies usadas por redes sociales

    Esta web ha instalado botones de redes sociales que permiten al usuario compartir contenidos de su interés con su círculo social. Las cookies utilizadas por redes sociales evitan que el usuario tenga que introducir nuevamente sus datos para compartir dichos contenidos. Dichos botones no tienen acceso a los datos introducidos por los usuarios al compartir un contenido en una red social.

  • Cookies usadas por complementos externos de contenido

    Esta web ofrece a los usuarios contenidos o servicios proporcionados por terceros proveedores, como por ejemplo, vídeos alojados en Youtube o aplicaciones de Google Maps, etc.,... Las cookies utilizadas por estos proveedores son necesarias para que el usuario pueda acceder a dicho servicio y se rigen por lo dispuesto en sus respectivas políticas de cookies.

Garantias y opciones sobre las Cookies

En todo momento, y al menos, durante la instalación o puesta al día del navegador, el usuario tiene la posibilidad de aceptar o rechazar la instalación de cookies, o bien rechazar la instalación de un determinado tipo de cookies, como las cookies de publicidad y de terceros. Además, después de cada sesión puede eliminar todas o algunas de las cookies almacenadas.

Asimismo el usuario puede activar:

  • La navegación privada, mediante la cual su navegador deja de guardar el historial de navegación, contraseñas de sitios web, cookies y otra información de las páginas que visita, o

  • La función de no rastrear, por la que el navegador pide a los sitios web que visita que no rastreen sus hábitos de navegación, para por ejemplo, servirle publicidad de su interés en los sitios que visita.

Le recomendamos que consulte la ayuda de su navegador para informarse de las diferentes opciones sobre cómo gestionar las cookies. A continuación incluimos los vínculos para gestionar cookies en los navegadores más relevantes:

Tenga en cuenta que el bloqueo de cookies puede afectar a todas o algunas de las funcionalidades de nuestra web.